Superar la prueba del tiempo | Trespa

Superar la prueba del tiempo

UMC St. Radbout, Nijmegen, Holanda- construido en 1990, probado en 2011

La longevidad constituye un tema fundamental en la arquitectura de hoy. Un edificio que conserva su buen aspecto con el paso del tiempo sigue siendo igual de atractivo años más tarde. Además de las consideraciones estéticas, el aspecto económico también es importante: una menor necesidad de mantenimiento significa ahorros adicionales en costes de mano de obra y materiales de limpieza. Los arquitectos que quieren crear fachadas impresionantes y singulares descubrieron en Trespa la posibilidad de hacer sus edificios llamativos e innovadores, por sobretodo de gran calidad y resistencia. Existen varios testimonios que demuestran en forma positiva la prueba del tiempo en las fachadas por lo que afirman que es factible “envejecer bien manteniendo un buen aspecto”.   

Características de una elección adecuada para el futuro

  Resistente a la intemperie, color estable. Ni la luz solar, ni la lluvia afectan demasiado a las placas Trespa Meteon ubicadas al exterior. Como resultado la mayoría de los colores no cambian durante al menos 10 años y las fachadas se mantienen significativamente tal cual el día de instalación. Solida y robusta. Las placas Trespa Meteon son resistentes a impactos, se pueden instalar rápida y fácilmente eligiendo entre variados sistemas de fijación. Poco mantenimiento. Trespa Meteon tiene una superficie suave y de poro cerrado, de modo que no necesita ni pintura ni cubierta protectora para ofrecer una fachada atractiva y duradera.

Superar la prueba del tiempo

El Centre de Càlcul en el Campus de la Universidad de Barcelona, construido en 1993 y con una superficie de 4.200 m2, fue revestido exteriormente con placas Trespa Meteon, y aun en la actualidad bajo el punto de vista de sus propios arquitectos se reconoce que se conserva muy bien.

Superar la prueba del tiempo

El proyecto Comisaría de Policía de Rótterdam, en Holanda, diseñado y construido en 1988. Necesitó después de varios años ser ampliado, ante esta situación el administrador declaró lo siguiente: “El edificio está cerca de una importante carretera y de una estación de metro. Este tipo de ubicación resulta muy exigente con una fachada debido a que está expuesta a distintas formas de contaminación y a los efectos climáticos. En 1988 nos decantamos por el uso de placas Trespa, y cuando nos pusimos a ampliar el edificio en el año 2008 descubrimos que había sido la decisión adecuada, ya que después de veinte años las placas Trespa nuevas encajan perfectamente con las originales. En general, el aislamiento, la subestructura y las placas seguían en perfecto estado.” Ejemplos como este han demostrado que no existen comparaciones, los colores originales de la fachada casi no se habían deteriorado o cambiado. Este ejercicio a probado porque elegir Trespa por parte de grandes arquitectos.


2018 CatálogoArquitectura | Todos los derechos reservados